Aquí el respeto no se muestra, se merece

Cuento malparidos, si nada me apetece
y pienso en mis enemigos los lunes cuando amanece,
nací cáncer con tres vueltas del cordón umbilical
en el cuello, me la suda tu suspense.
Sonrío cuando el día lo merece,
me quedé sin los buenos de confi en el barrio a los trece,
aquí el tiempo no se escapa, se padece,
aquí el respeto no se muestra, se merece.
El tono ámbar del barrio amansaba el alma,
no uséis mi Biblia sólo pa jurar venganza,
esos cabrones escucharon mis maquetas
y hoy quieren tu coño, tu culo y tus tetas.
Pero eres mía, ni por cien te cambiaría,
he vuelto al micro, ya pensé que no lo haría,
la polla caliente y la sangre fría,
olvídales chula y saca la lencería.
Cruzo la avenida con tensión, avanzo denso,
detrás del doce conté el valor del incienso,
he aprendido a disfrutar de lo que hago cuando no pienso,
estuve en ello, hoy, estoy en esto.
Dame pasta, olvida mis quince,
batallas, tú ¿con quién? mis hombres sólos, medio en trance,
oigo voces y arpías, cabrones, habladurías,
de mis tías, ni dando gracias.
Historias varias, leyendas ninguna,
medio en serio, medio en broma, no hablo nunca,
cuido mi nuca y a mi muñeca,
contra todos y sin armas, hijos puta.
Esconde la mano,
por aquí hay piedras de sobra dispuestas hacia tu tejado,
no hablamos en vano, con frío en el invierno,
en otoño, en primavera y en verano.
Pero hoy no, porque oigo,
in God we trust pero sin pasta dónde está su reino,
rapeamos Beirut, soñamos Cancún,
pero al final es pan con atún, y otro del montón.
Huevos, échale huevos, chico cuenta los ceros
que ves a tu lado, es lo que vale,
es lo que has dado, lo que te han dado,
ahora sientes celos, miras a otro lado.
Se oyen ruidos, y cuento malparidos,
la nómina y el jefe, los perros, los ladridos,
los buenos, los bandidos, los que están vivos,
y los caídos, al final son los tuyos o los míos.
Se oyen ruidos, se escucha mi jerga,
miré en el botiquín, sólo su número en mi agenda
y con todo a la mierda,
esos cabrones hablarán de tu novela,
pero mejor guárdatela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada